Blog

¿Ya estoy grande para estudiar una carrera de tecnología?

Actualidad hace 9 meses

El 44% del talento digital actual inició su trayectoria profesional en áreas que no eran de tecnología

...

Elegí y me equivoqué. Empecé una carrera y ahora estoy arrepentido. Soy profesional pero no me gusta lo que hago, quiero cambiar. Ya estoy grande para estudiar tecnología.

¿Qué pasa cuando siento que el tren ya pasó?

Muchos consultas de reorientación vocacional, es decir, de recalcular sobre las decisiones tomadas y buscar enderezar el barco de la satisfacción personal, llegan con la sensación de haber perdido oportunidades únicas y que ahora es tarde. Esa sensación se convierte en un pensamiento que gira en torno a sobrevalorar aquello que se cree perdido pero que en verdad no ha sido más que una construcción imaginaria. ¿Y qué es lo que se perdió? ¿la carrera que no hice? ¿el tiempo? ¿La juventud? ¿la capacidad o el hábito de estudio? ¿Las ganas de volver a proyectar?

La decepción suele tener el efecto de una piedra que cae en un lago dormido. El efecto expansivo del oleaje arrastra pérdidas imaginarias y construcciones de creencias que afectan decisiones futuras.

Pasa, por ejemplo, con los avances tecnológicos. Es tan vertiginoso el ritmo de los cambios que se producen que en muy poco tiempo lo que uno aprendió a usar -un programa, una aplicación, una plataforma- pareciera que ya no sirve. El tren va tan rápido que da la sensación de no poder subirse.

Muchos consultantes que han hecho una trayectoria de formación y laboral en otras áreas del conocimiento y quieren cambiar, hacer algo distinto, buscar ámbitos más redituables o reconvertir su actividad profesional, definen su interés en aprender a usar instrumentos tecnológicos y digitales pero sienten que es tarde para explorar ese universo.

La realidad demuestra exactamente lo contrario.

Un artículo del sitio iprofesional dice que el 44% del talento digital actual inició su trayectoria profesional en áreas que no eran de tecnología. ¿Cuál es la explicación? Justamente es la inquietud que se suele escuchar en las consultas de reorientación vocacional. Muchas personas tienen en mente cambiar el rumbo de su carrera o sumar nuevas habilidades que les permita ser más competitivos en el mercado laboral. El sitio Le Wagon realizó un informe interno para conocer el perfil del estudiante y los interesados en adquirir conocimientos en Desarrollo Web y Data Science. El mismo reveló que el promedio de consultas es de personas de más de 30 años, con una carrera hecha y con deseos de incorporar conocimientos en nuevas tecnologías. Por otra parte, la franja etaria de 18 a 22 años es la que menos presenta consultas o ingresa a los bootcamps para formarse a futuro. Las personas que ingresan a los bootcamps son, en un 75%, varones entre 27 y 35 años, donde la modalidad seleccionada es online para cursar en el 90% de los casos. De acuerdo a un estudio de Microsoft y LinkedIn, se espera que para 2025 haya más de 10 millones de vacantes abiertas en la región.

Todos estamos influenciados por miedos, inseguridades y fantasías que muchas veces son condensadas en algún pensamiento que ofrece consistencia y racionalidad aunque no necesariamente sean reales. Por eso debemos ser desconfiados con lo que pensamos y permitirnos cuestionar aquello que creemos -y que está enquistado- si queremos ser protagonistas de nuestras decisiones.

¿Todavía tenés dudas?

Estoy en línea, escribime

HABLEMOS
WhatsApp